“Reformas positivas”, la opinión de Elizabeth Maya Cano, Presidente de Cornazar

Colombia es uno de los países latinoamericanos que más le apuesta al sector del Juego de Suerte y Azar. Según un informe emitido por Coljuegos, desde la creación de la entidad en el año 2012, hasta la fecha de 2018, los juegos localizados han representado el 60% del recaudo por derechos de explotación.


Eso supone $2,59 billones, logrando un crecimiento del 76%, pasando de ingresos por $297.281 millones en 2012 a $522.979 en 2018. Es decir que, más de $1,5 billones de pesos, ha aportado el juego localizado a la salud de los colombianos en los últimos seis años.

Esta es sin duda una cifra que denota los cambios significativos que vienen acentuándose en el sector del Juego de Suerte y Azar. Nos enfatiza que, una economía direccionada, puede generar reformas positivas, ganadoras y eficientes para el bien común del Gremio, del Estado y de la sociedad. En el caso de nuestros empresarios pertenecientes a Cornazar como agremiación, han empezado a comprender que la aparición de nuevos modelos de negocios de información y comunicación al mercado, es un escenario visto como oportunidad donde aprovecharlo es el mejor lineamiento.

Esta es una destreza habida para el crecimiento y el cambio; hay un interés muy grande por promover en nuestras salas de juegos localizados las oportunidades tecnológicas que vienen arribando; lanzándonos hacia un desafío tecnológico con el fin de continuar con nuestros negocios de una manera estable y exitosa.  La disyuntiva es lograr retener todas estas trascendentales oportunidades, y así tener un negocio evolucionado para la complacencia del cliente.

Pero, por más interés del sector en querer ser congruente con este panorama tecnológico, sin la ayuda de las entidades estatales es muy poco lo que se puede lograr, puesto que ellos son nuestros principales aliados en este proceso empresarial; por ende, es más que claro que, necesitamos con premura de un buen y adecuado esquema de regulación estratégica que nos permita seguir adelante con nuestros ideales de un sector más eficiente para todos.

Para nadie es un secreto que el Estado como ente regulador necesita del derrotero económico de este sector tan importante para el país que aporta al Sistema de Salud, a los fondos pensionales y a la ciencia e innovación, cifras extraordinarias, bloque fundamental en la estabilidad económica del país, y que haría un hoyo inmenso en el PIB Nacional si este desciende. El gremio en general a través de sus asociados concuerda en que es motivo de orgullo financiar dichas causas; sin embargo, solicitan que las obligaciones tributarias sean dispuestas con racionalidad económica para que no se vulnere al sector privado, principal aliado de esta economía.

Aunque somos estigmatizados por la sociedad en general que desconoce la importancia del sector, nosotros seguimos en la lucha por una transformación estructural que nos intensifique como sector a sacarle provecho a una coyuntura que esperamos sea favorable tanto para el Estado como para los empresarios. Suena paradójico, pero debemos seguir fortaleciéndonos en normativas tributarias, sociales y políticas que mitiguen y a la vez coadyuva a la integridad eficiente del sector.

El Estado como eje avalista

La eficiencia administrativa de Coljuegos y del Estado debe garantizar, en primer lugar, la rentabilidad y la productividad de los empresarios legales del juego como variables necesarias para el cabal cumplimiento de la finalidad pública y social del monopolio rentístico.

Dentro del gremio se enfatiza en que es el Estado el ente facilitador que más puede hacer por el bienestar de los empresarios que se esfuerzan por llevar a cabalidad sus concesiones dentro de los marcos legales, aun siendo conscientes que, los altos impuestos de Renta e IVA y los gastos operativos minimizan la utilidad de sus negocios.

Como sector, se necesita con urgencia la mano amparadora del Gobierno Nacional que evalúe inicialmente las necesidades primarias del empresario, y posterior nos direccione hacia unas soluciones implementadas, específicas y fundamentalmente adecuadas al sector, pues la responsabilidad contraída con el tema de la salud en Colombia es un compromiso magnánimo con el País.

No obstante, de la mano del señor Juan B. Pérez Hidalgo, como Presidente de Coljuegos, a quien apreciamos por su incansable y sobresaliente labor, hemos venido trabajando conjuntamente para erradicar la ilegalidad y acrecentar la transparencia, y la responsabilidad social en el sector, para beneficio del gremio, del Estado y por supuesto de la sociedad. En equipo, nos esforzamos en mejorar el recaudo y contribuir a apostarle a un juego digno, justo y legal.

Teniendo en cuenta todos estos parámetros expuestos, uno de los retos que más esperamos del ahora presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, es potencializar a mayor escala el sector empresarial del Juego de Suerte de Azar, puesto que, somos conscientes que a mayores y mejores condiciones, a través del fortalecimiento a los juegos existentes y la expedición de nuevos juegos, mayores y mejores resultados en favor de la salud de los colombianos.

Estamos deseosos en poder continuar de la mano de este nuevo Gobierno del Presidente Duque que, proyecta cambios positivos; dispuestos a escuchar y dar mejoras a las problemáticas que aquejan al sector, como es el caso de la inclusión al sector financiero, el juego responsable y la reputación de la actividad.  En el caso del sector financiero, es una premisa que se ha buscado desde muchos años atrás; brindaría la posibilidad de, tanto acceder a portafolios de servicios financieros como de gozar de beneficios del sector asegurador. Temas que, por supuesto, permitirían un respiro al pequeño y mediano empresario, volviéndolo más competitivo y con posibilidades de crecer.

Expectativas muchas, realidades conversas, pero es un aliciente más fuerte del día a día para seguir proyectándonos como sector hacia el porvenir.

Link: https://goo.gl/VvSV1F

 

 

 

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.