La nueva política económica del gobierno es un salvavidas para los pequeños y medianos empresarios del juego

Columna de Opinión. 25 de mayo de 2019

 

Seguridad jurídica, sostenibilidad, productividad y competitividad son variables necesarias y urgentes para poder generar un crecimiento equitativo en la industria de los juegos de suerte y azar. Las implementaciones de prácticas rentables apuntan al progreso económico y, además, aumentan el recaudo de los dineros para la salud en Colombia.

 

Tenemos la obligación de salvaguardar los intereses económicos, sociales y políticos de nuestros asociados que sufren el lamentable estancamiento del sector. Cornazar, como asociación de empresarios de juegos de suerte y azar Localizados (bingos y casinos) y Novedosos, ha sido renuente expresándole a la Entidad Reguladora el interés de sus asociados en aportar cifras importantes para el Estado, pero que también quieren cifras significativas para su economía.

 

Uno de los mensajes más importantes de los emprendedores colombianos es que quieren seguir en la legalidad, quieren seguir comprometidos con el sector, pero que desean viabilidad para sus negocios mediante herramientas de equidad.

 

La carga impositiva produjo una repercusión negativa, dejando de lado el pensar en nuevas inversiones, nuevos contratos y llevó a detener la marcha de procesos de adquisición de nuevos productos de juegos… la ilegalidad es la más triste consecuencia de la tasa confiscatoria. Es por esto que Cornazar celebra que se haya establecido que los concesionarios paguen por las utilidades de su quehacer dentro de la industria. La inminente promulgación del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, es la respuesta del Gobierno Nacional al llamado de urgencia que hacen las cifras del sector.

 

Esperamos que la nueva hoja de ruta desencadene en resultados muy positivos para la economía pública con el aumento de los concesionados y los elementos de juego autorizados por el monopolio. Auguramos un prometedor entorno de gestión para la economía privada con la ampliación del portafolio de servicios, la innovación, el emprendimiento y la legalidad. Este salvavidas que lanza el Gobierno es una estrategia gana a gana a tono con la economía global que esperaba con necesidad el sector que juega con transparencia por la salud de Colombia.

 

Para terminar: estamos seguros de que la misiva más efectiva en contra de la operación ilegal es la seguridad jurídica que se emite para este cuatrienio.

No Comments Yet.

Deja un comentario

Your email address will not be published.